Volver a

Si amaste la serie de Netflix The Bold Type tanto como Nosotras, seguramente estás familiarizada con el tema de las infecciones vaginales. Pero si no la has visto (además de súper recomendártela), ¡¡no te preocupes!!

Las infecciones vaginales son mucho más comunes de lo que te imaginas y no siempre están relacionadas con las relaciones sexuales, como a veces las personas creen.

Aquí vamos a resolver todas tus dudas, presentarte cuáles son los tipos de infecciones vaginales y estamos seguras de que vas a amar este artículo.

Las infecciones vaginales son comunes

Según estudios de prestigiosas instituciones médicas en Latinoamérica, durante el 2019, alrededor del 30% de las consultas de urgencia de ginecología tenían como motivo de consulta una infección vaginal; y se estima que a todas las mujeres entre los 20 y los 49 años padece de una de estas al menos una vez en la vida.

Por eso, es muy importante que entiendas que esto es algo que es probable que te suceda y no debes entrar en pánico. Lo que tienes que hacer es consultar a tu ginecóloga de confianza y seguir muy cuidadosamente las recomendaciones que ella te dé.

¿Por qué puede darte una infección vaginal?

Hay muchos motivos por los que se puede generar una infección vaginal. Aquí te vamos a mostrar los más comunes:

  • Desaseo: todo lo que modifique el pH normal de la Zona V es un factor de riesgo para contraer una infección vaginal. Tanto la falta de higiene como unas rutinas de limpieza inadecuadas pueden cambiar el ecosistema vaginal y hacerlo propenso a una infección. Por eso, te recomendamos usar nuestro Jabón Íntimo todos los días, como parte de tu rutina de higiene. Tiene ácido láctico que ayuda a mantener el pH de la vagina balanceado. Para conocer más puedes leer nuestro artículo pH de la Zona V: Todo lo que tienes que saber.

  • Ropa interior demasiado ajustada: cuando usas panties demasiado ajustados, no le permites a tu Zona V que “respire”, por lo que es más probable que crezcan bacterias y otros microorganismos.

  • Uso continuo de antibióticos: cuando tomas un antibiótico por demasiado tiempo, no solamente combates la enfermedad que tenías, sino que este medicamento también elimina las bacterias normales de la Zona V, los lactobacilos, que son las encargadas de mantener el pH equilibrado. Por eso es tan importante que nunca te automediques y sigas estrictamente las recomendaciones de tu médico.

  • Irritación por  otras causas: si tu Zona V se irrita, cambian las condiciones de la piel y las mucosas, por lo que es más factible que una bacteria pueda alojarse allí.

  • Transmisión sexual: si tienes relaciones sexuales con una persona que tenga algún tipo de infección, es probable que tú también la contraigas.

Tipos de infecciones vaginales

La literatura médica ha clasificado las infecciones vaginales en cuatro grandes tipos. ¿Quieres conocerlos? Aquí te los presentamos:

Candidiasis vaginal

Es una infección provocada por un hongo llamado Candida albicans, que muchas veces vive sin ser notado dentro de las personas sanas, pero que puede generar síntomas muy incómodos.

No se considera una enfermedad de transmisión sexual y puede generar estos síntomas: Flujo vaginal blanco y espeso, picazón (especialmente al tener relaciones sexuales, irritación en la vulva y sarpullido vaginal.

La candidiasis vaginal no es una enfermedad grave y se trata con medicamentos, pero se puede llegar a complicar si aparecen llagas o si estás en embarazo, por lo que es muy importante que cualquier de estos síntomas te lleve a una consulta con tu médico de manera inmediata.

Vaginosis bacteriana

Dentro de los tipos de infecciones vaginales, ésta es la más común de todas. La pueden provocar una gran cantidad de bacterias y en general está relacionada con un desequilibrio hormonal o con la toma prolongada de antibióticos.

Entre sus síntomas más comunes se encuentran el flujo vaginal excesivo de color blancuzco o gris, mal olor del flujo (como a pescado), ardor al orinar y picazón vaginal.

Tricomoniasis

Es una infección causada por el parásito Trichomonas vaginalis y siempre tiene contagio de transmisión sexual. Los hombres son los portadores, pero solamente las mujeres presentamos los síntomas de esta infección.

Si una mujer embarazada es contagiada con esta infección, se considera una enfermedad grave porque aumenta el riesgo de un parto prematuro. Los síntomas son: Secreción vaginal abundante de color verde o amarillo, olor a pescado en toda la Zona V, picazón en la vagina, molestia al orinar y dolor al tener relaciones sexuales.

Clamidia

Esta infección se considera una enfermedad de transmisión sexual y afecta principalmente a los jóvenes. Es provocada por la bacteria Chlamydia trachomatis y generalmente es asintomática, lo que hace que el contagio sea mucho mayor.

Es una enfermedad que, a pesar de tener un tratamiento fácil, se considera de alto riesgo porque provoca lesiones en cuello del útero, esterilidad, secreción en el pene, dolor durante el acto sexual, sangrado después del sexo en las mujeres y dolor en los testículos.

¿Cuándo consultar a una experta por una infección vaginal? 

Cualquier síntoma que presentes en tu Zona V debe hacer que consultes con una experta. Recuerda que siempre es mejor prevenir que lamentar, especialmente en estos temas de salud.

Las infecciones vaginales no son graves si se tratan a tiempo, pero pueden desencadenar enfermedades más complicadas si no se empieza un tratamiento en el momento oportuno.

En NosotrasOnline siempre puedes consultar con nuestra Ginecóloga si tienes alguna duda, pero recuerda que solamente una consulta presencial con tu profesional médico de confianza podrá recetarte el tratamiento que necesites.

Cuidados para evitar que las infecciones vaginales sean frecuentes

Todos los cuerpos son diferentes. Por eso, la mejor manera de cuidarte es conociéndote. Solamente tú sabes cuándo algo no está como siempre y cuándo es necesario consultar con una experta.

Sin embargo, en Nosotras te vamos a presentar las recomendaciones generales para evitar una infección vaginal:

  • Procura mantener tu Zona V limpia y seca.

  • Usa jabones especializados para tu zona íntima, como cualquiera de nuestras presentaciones.

  • Cuando vayas al baño, límpiate con un movimiento que vaya desde delante hacia atrás, ¡nunca lo hagas al revés! 

  • Prefiere la ropa interior de algodón, para que tu Zona V esté ventilada y seca.

  • No uses duchas vaginales con frecuencia porque ahí se eliminan bacterias propias de la flora vaginal y se reduce su acidez.

Si quieres aprender más, te recomendamos nuestro artículo Conoce los tipos de enfermedades de transmisión sexual, para que estés súper enterada y sepas cómo debes cuidarte.

Puedes hacer parte de nuestra comunidad virtual si te registras en nuestro portal, donde tenemos información de valor para ti y para tus amigas. No dudes en ponerte en contacto con Nosotras.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Bolivia