Hormona de la felicidad

¿Cuál es la hormona de la felicidad? Descúbrelo - Nosotras

Volver a

¿Sabías que existe el Día Mundial de la Alegría? ¡Así es!, cada primero de agosto se celebra lo importante que es estar alegres, de hecho ¿sabías que este día fue instaurado gracias a un colombiano llamado Alfonso Becerra? en un congreso de Gestión Cultural celebrado en Chile en el 2010. Pero ¿qué es la alegría?

Según los psicólogos expertos, la alegría es una emoción pasajera que se manifiesta por medio de sonrisas, en cambio la felicidad es un estado permanente, es decir, normalmente es un periodo largo. Entendiendo esto, aunque las dos emociones son súper positivas, es ideal siempre buscar la felicidad.

Para ser felices hay un montón de cosas que podemos hacer que seguro nos ayudarán a tener una vida mejor, pero antes de hablar de esto es importante saber que en nuestro organismo hay una serie de sustancias que regulan constantemente su funcionamiento y que de una, u otra manera, afectan nuestras emociones y la manera de ver el mundo.

Las sustancias más importantes son los neurotransmisores, que se originan en el sistema nervioso, van pasando de una neurona a otra, contribuyendo a que los impulsos eléctricos vayan recorriendo partes del cerebro y de los nervios, que están a lo largo de nuestro cuerpo; por otro lado están las hormonas que seguro ya has escuchado hablar de ellas, y estas son fabricadas por las glándulas.

Las hormonas van viajando por todo nuestro organismo a través de la sangre y producen efectos específicos en los órganos. Ellas son una especie de mensajeras químicas que regulan gran parte de nuestro cuerpo y emociones, por ejemplo la felicidad. Si te preguntas cuál es la hormona de la felicidad, ¡estás en el lugar correcto!, quédate y descubre el increíble trabajo que las hormonas tienen.

Cuál es la hormona de la felicidad

Como ya lo mencionamos, en nuestro organismo tenemos sustancias químicas que están relacionadas con la felicidad, ¿sabes qué es lo más interesante de todo esto?, ¡Nuestro cerebro es capaz de generarlas!, si has escuchado la frase “la felicidad está dentro de ti”, pues bien, realmente es así, literalmente.

La felicidad es una emoción positiva, un buen estado emocional relacionado con la satisfacción, motivación y el alcanzar metas o sueños que nos trazamos. Se trata de un bienestar que influye en toda nuestra vida, en cómo actuamos con los demás y con el entorno en general, es acá el punto en el que nos damos cuenta que nuestra salud mental tiene una relación directa en cómo está nuestro cuerpo y su equilibrio.

¿Te gustaría conocer algunos tips súper valiosos para empezar a vivir la vida al máximo? Una carta a mi yo del pasado es el artículo para ti.

El nombre de la hormona de la felicidad es Serotonina. La serotonina es una sustancia que producimos de forma natural, tanto en el cerebro como en los intestinos. Es conocida también como la hormona del bienestar, pues genera relajación, satisfacción, nos ayuda a estar más concentradas y a tener una buena autoestima.

¿Has escuchado la palabra triptófano? Es probable que no, pero tranquila, acá te explicamos de qué se trata. El triptófano es un aminoácido fundamental en nuestra nutrición para producir la serotonina. Lo puedes encontrar en los huevos, las pastas, arroz, lácteos, cereales, pollo, pavo o leguminosas.

Si llegas a sentirte ansiosa, depresiva, o son normales los ataques de pánico en ti, es posible que tengas un desequilibrio en tus niveles de serotonina, que se encuentra en las plaquetas de la sangre, y cuando están bajos producen irritabilidad y sentimiento negativos como la tristeza o algunos trastornos. Lo mejor que puedes hacer si estás experimentando emociones como estas, es que acudas a un profesional de la psicología quien seguro te dará un súper acompañamiento.

¿Para qué sirve la hormona de la felicidad?

La serotonina es fundamental en la regulación de nuestro estado de ánimo en general, ya que esta hormona es capaz de generar las reacciones químicas necesarias para incrementar nuestros niveles de bienestar, relajación y positivismo.

De hecho, el déficit de serotonina se relaciona con los estados agresivos, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) que pueden sufrir muchas personas sin razón aparente.

La serotonina además de su gran labor en la regulación emocional y su conexión con la felicidad, posee otras funciones como la regulación de sueño, de la función intestinal, de la temperatura de nuestro cuerpo, el apetito, la función sexual y hasta de la coagulación ¡Son muchos aspectos! ¿No crees?

¿Cómo podemos activar la hormona de la felicidad?

Después de conocer cuál es la hormona de la felicidad y aprender un poco de su función es muy importante saber que, aunque nuestro cuerpo la produce naturalmente, podemos ayudarnos con algunas buenas prácticas para que la felicidad venga a nosotras.

La clave acá es aumentar los niveles de serotonina de forma natural y así aprovechar todos los beneficios psicológicos, por eso ¡Manos a la obra!

Haciendo deporte

Realizar actividad física regularmente es un súper aliado para sentirnos más felices, además de lograr un cuerpo sano, nos ayuda a tener una mente sana. El ejercicio tiene beneficios antidepresivos y además de elevar nuestros niveles de serotonina, favorece la liberación de endorfinas relacionadas con el placer y el bienestar.

Los niveles elevados de estrés disminuyen nuestra hormona de la felicidad, por lo tanto es recomendado que practiques ejercicios de respiración y relajación para controlar el estrés. Recuerda que cada parte de nuestro cuerpo es una herramienta infalible que podemos usar a nuestro favor para ser más felices.

Consumiendo alimentos específicos:

La serotonina se produce a partir del triptófano que es un aminoácido esencial en nuestra nutrición, por eso es importante consumir alimentos que nos aporten este aminoácido como las nueces, el maní, chocolate negro, la leche, el queso y los pescados.

El café en cambio, junto con otras sustancias estimulantes en exceso, dificulta la producción de forma natural de serotonina. No se trata de dejar el café que tanto te gusta, sino encontrar un equilibrio en todo lo que consumes.

Duerme bien:

Este consejo lo hemos escuchado un millón de veces y aunque muchas de nosotras nos sentimos más creativas en la noche, lo cierto es que la falta del sueño tiene una gran influencia en los niveles de serotonina. Es súper importante tener una buena higiene del sueño para nuestro bienestar psicológico. Así que, ¡a dormir bien!, si quieres aprender más sobre el tema, puedes leer nuestro artículo: 7 tips para dormir bien

Dile SÍ a la vitamina D:

La vitamina D interviene en la producción de serotonina y sabemos que esta sustancia se aumenta con la exposición solar. Cuando te sientas un poco baja de nota, invéntate una excusa para salir y realizar alguna actividad al aire libre, eso sí, recuerda aplicar tu bloqueador solar.

Finalmente, existen otras actividades que nos ayudan a aumentar la producción de la hormona de la felicidad como reírse, escuchar música, bailar y abrazar a las personas que queremos. Y tú, ¿ya hiciste algo para ser más feliz hoy?

¿Existe más de una hormona de la felicidad?

Imagínate que existe algo llamado el “cuarteto de la felicidad” y aunque tenga nombre de película, en realidad se refiere a un grupo de cuatro hormonas que nos ayudan a ser más felices. Este cuarteto está conformado por la serotonina que ya la conocemos, la endorfina, la dopamina y la oxitócica. Acá te contamos un poco más de cada una.

  1. La endorfina: la producción de esta hormona estimula las áreas del cerebro que producen placer, de hecho, está relacionada con la inhibición de dolor, es decir, que en circunstancias de riesgo es capaz de disminuir la sensación del dolor físico y emocional ¡¿No te parece increíble lo sabio que es nuestro cuerpo?! Gracias a esta hormona podemos enfrentar situaciones emocionales difíciles. Ríe mucho, puedes buscar una serie divertida o reunirte con tu amiga más chistosa para que te saque un par de carcajadas, si quieres aumentar tus niveles de endorfina, cumple con objetivos diarios y hasta puedes iniciar un rutina de ejercicio en casa. Relájate, escucha música, puedes empezar a meditar o a leer. Verás lo bien que se siente. Todas estas actividades facilitan tener una buena memoria y atención, además te sentirás auténticamente feliz. Al enamorarnos y tener vínculos emocionales, acariciando y besando, se reduce el cortisol que es la hormona del estrés y es justo lo que estamos buscando.

  2. Dopamina: a esta hormona se le conoce como la hormona de la recompensa, ya que genera sentimientos de satisfacción, que nos motivan a llevar actividades de manera proactiva. La producción de la dopamina nos llena de satisfacción, sin embargo, al momento de no recibir las recompensas que esperamos, la sensación percibida es la decepción. Entre las maneras de estimular la producción de esta hormona está hacer ejercicio de forma regular, escuchar música y meditar. Asimismo, es posible aumentar los niveles de dopamina mediante alimentos como huevos, nueces y chocolate. ¿Por qué es importante controlar los niveles de dopamina?, pues bien, su disminución podría generar depresión, parkinson, ansiedad social, dificultad para concentrarnos o pérdida de la memoria; mientras que los altos niveles de esta hormona son asociados a la psicosis y esquizofrenia. Por eso lo mejor para nosotras siempre será el equilibrio.

  3. Oxitocina: al ser liberada, la hormona del amor, como es conocida, produce la sensación de seguridad en los vínculos emocionales. De igual forma, estimula sensaciones como la empatía, sociabilidad y pertenencia hacia un grupo. La confianza y la pérdida del miedo al fracaso están relacionados con esta hormona. ¿Cómo podemos estimular la producción de oxitocina?, con el contacto físico, las palabras de aliento, la escucha a los demás, la calma, el ejercicio e incluso llorar, pues no hay nada más liberador que permitirte sentir todas las emociones. Los bajos niveles de la oxitocina, están relacionados, así como sucede con el cuarteto de la felicidad, a la depresión. En mujeres, la insuficiencia de esta hormona podría causar problemas de lactancia.

Y por último pero no menos importante en este cuarteto es la serotonina.

Ahora te dejamos una lista de frases que resaltan el valor del bienestar que nos genera la alegría.

  • La alegría más grande es la inesperada (Sófocles)

  • La mitad de la alegría reside en hablar de ella (Proverbio persa)

  • La juventud es el paraíso de la vida, la alegría es la juventud eterna del espíritu (Hipólito Nievo)

  • La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro(Benjamin Franklin)

  • El hombre se complace en enumerar sus pesares, pero no enumera sus alegrías (Fiodor Dostoievski)

Recuerda que hay muchas cosas que podemos hacer para estar felices y que si en el proceso estás sintiendo que es un poco difícil para ti es importante buscar ayuda profesional ¡No estás sola! Si te gustó este artículo, compártelo a una amiga que creas que le pueda servir o en tus redes sociales para que más personas conozcan la magia que hay detrás de la felicidad.

Déjanos tus comentarios